Acceder a la página forum.dofus.com

Si sigue navegando por este sitio web, estará aceptando el uso de cookies, gracias a las cuales podemos proponerle un contenido personalizado y realizar estadísticas de visitas.Para mayor información y para configurar las cookies. X

No flash

[RP] Creencia carmesí
Antiguo abonado Mufafah
* * Inscrito desde el: 20/09/2011
posté 21 de Septiembre de 2011 21:09:12 | #1
[RP] Creencia carmesí Capítulo I



La oscuridad reina en las catacumbas. La humedad te hace estremecer, y a lo lejos se escucha el eco de las gotas cayendo desde los recovecos de las cuevas. Una luz te guía hasta un pequeño escritorio lúgubre y polvoriento. Sobre la mohosa mesa te encuentras un enorme libro de carcomidas tapas.

Te preguntas qué hace aquí un escritorio en un rincón apartado de las galerías subterráneas de Amakna, y llevado por la curiosidad,abres el libro y empiezas a leer sus amarillentas páginas lleno de curiosidad.











Lector que has encontrado este lugar, he de darte las gracias por encima de todo.

Lo que estas páginas contienen, forma parte de la historia olvidada de este mundo, y merece ser conservada y recordada, para que jamás vuelva a repetirse.

Ante todo, el pasado nunca ha sido bello, y esta historia es especialmente sangrienta, pero ha de conocerse. Lo que he escrito en estas páginas es la verdad y nada más que la verdad, así que, preparad vuestro corazón y disponeros para creer lo que vais a leer a continuación, pues forma parte de la Historia que Jamás Fue Contada.



Todo se sitúa en el año 122a.d.G. Para vosotros, lectores futuristas que desconocéis a qué me refiero conesas siglas, os lo aclararé. Antes De Giovanni, el primer Rey pacífico.

Durante el primer siglo de existencia del Mundo de los Doce, se vivieron tiempos crueles. Los habitantes de mi tiempo nacían bajo la estela de uno de los Doce Dioses, con un cometido claro: Honrar a sus Dioses mediante la lucha, aún a costa de la propia vida.

Como podéis imaginar,esto llevó a nuestra sociedad a infinidad de Guerras, más de 20 en un siglo y dos décadas. Las facciones de estas guerras, como podréis imaginar, eran los integrantes de cada Raza.



La historia que os voy a narrar a lo largo de las siguientes página es, sin duda, un reflejo de nuestra sociedad, así que, por muy cruda que os parezca, os imploro que no temáis a leer el contenido que aquí dejo escrito.

Cuando te dispones a seguir leyendo, una mano en el hombro te asusta. Te giras, con el corazón desbocado.

Su sonrisa, traviesa, te desarma. Es una mujer, de no más de 30 años. De rasgos felinos y pelaje plateado, lleva su cabellera roja como el fuego recogida en una larga cola de caballo.

-¿Qué haces aquí?-te pregunta ella, tratando de esconder que hace unos instantes empuñaba la daga que lleva al cinto.

Tartamudeas algo, tratando de excusarte, cuando ella ve el libro que tienes entre las manos y te lo quita con un veloz y delicado movimiento.

-¿Qué es esto…?-murmura mientras lee el prólogo con avidez.Te molestas ligeramente y emites un imperceptible gruñido de molestia cuando ella lo termina en escasos segundos, mucho más rápida que tú a pesar de la oscuridad del ambiente.

-Parece interesante. Tal vez deberíamos de ojearlo con más detenimiento.-comentas con doble intención, tratando de retenerla en este lugar durante más tiempo.

-¿Estás tonto? ¿Acaso no recuerdas que nos persigue media Ciudadela de Amakna?-te suelta un capirotazo en la frente y te lo frotas con molestia mientras le diriges una mirada de reprobación cargada de significado.

A continuación ella mete el viejo libro en la mochila y echa a correr por los oscuros pasadizos. Durante un instante te quedas prendado observando su atractiva figura, pero pronto reaccionas y, maldiciendo tu estupidez, la sigues a toda prisa mientras el retumbar de las armaduras de los guardias os acecha desde la lejanía.


_____________________________________________________________________________________________________________

Bueno...este es mi primer RP, ¡espero que os guste y lo disfrutéis! :3


Antiguo abonado Tufo
* * Inscrito desde el: 28/12/2010
posté 21 de Septiembre de 2011 21:27:53 | #2
Mmmmm :3 le pronostico un buen futuro, esa manera de integrar al lector en la historia es muy buena y no suele verse muy a menudo, espero con ansias ver los siguientes capitulos.
(ademas, almenos yo, soy capaz de imaginarme cada escena, cada movimiento de los personajes muy bueno enserio)

Por cierto: Bienvenid@ a la leonera

Ciao!


Super Friki temporada 1 Silf el Rasgabola Mayor
* * * * Inscrito desde el: 18/06/2009
posté 21 de Septiembre de 2011 22:55:07 | #3
La introducción no quedo nada mal... y la forma en la que esta escrito... queda bien en los momentos que parece que el lector forma parte de la historia... sigue así, mucha suerte con el rp y un saludo! ^^


Antiguo abonado Mopet
* * Inscrito desde el: 09/11/2009
posté 21 de Septiembre de 2011 23:06:55 | #4
Bienvenid@ a la Leonera

Me sentí tan adentro de la historia que me dolió el golpe en la cabeza, me intrigaste bastante y espero el siguiente capitulo, me maravilla como manejas el suspenso, me imaginé toda la escena.

¿Qué tal si te pasas por mi RP?

RP La profecía _Haz clic aquí 


Antiguo abonado Mufafah
* * Inscrito desde el: 20/09/2011
posté 21 de Septiembre de 2011 23:25:21 | #5
Gracias por vuestro apoyo, me alegra que os vaya gustando!

Tengo pensado postear aproximadamente cada viernes a partir de hoy, así que el próximo capítulo lo subiré el día 23!

Gracias a todos! :3


Mensaje modificado por Ayshiel - 21 de Septiembre de 2011 23:36:57.
77
Steamaxy (Bolgrot)
Vissel
Antiguo abonado Trankitronko
* * * * Inscrito desde el: 10/09/2009
posté 22 de Septiembre de 2011 01:22:22 | #6
una redacción muy peculiar , interesante ... me gusta :·D !...ya , hablando enserio ... me grada tu estilo , me sentí adentro de ese texto ... por cierto es muy peculiar para mi leer algo así , en esta Leonera hay infinidad de RP's distintos ... espero prosperes y atraigas lectores


Mensaje modificado por x-maxy-x - 22 de Septiembre de 2011 01:26:19.
Antiguo abonado Mufafah
* * Inscrito desde el: 20/09/2011
posté 23 de Septiembre de 2011 23:31:03 | #7
Capítulo II



La imagen del barco meciéndose bajo tus pies suavemente, cortando a través de las olas sin pausa pero sin prisa con dirección a Madrestam, te viene a la mente. Recuerdas la suave brisa marina y el olor a salitre, cuando, de golpe, presientes que algo malo sucede.

Te diriges a la proa de la pequeña embarcación y con el catalejo buscas signos en la costa de que algo vaya mal. Nada parece ser diferente. Hay mucha gente en el puerto, entrando y sacando mercancía de los barcos, en los puestos mercantiles…De pronto ves algo que te sorprende. Se trata de una persona, subida en lo alto del faro. Tratas de agudizar la precisión del catalejo y lo único que distingues es que lleva una capa azul que ondea al viento y se cubre el rostro con una máscara. De pronto, el individuo alza el brazo, y como si de un sueño se tratase, un gran pentáculo negro etéreo se dibuja en el cielo encima de la colosal Ciudadela de Amakna.

Algo no está bien. Sientes el peligro en cada célula de tu cuerpo. Corres hacia el mástil y estiras de los cabos,extendiendo la vela para alcanzar más velocidad. Una vez terminados los nudos, regresas a la proa. Justo a tiempo para ver cómo una increíble onda expansiva sale despedida del pentáculo y se cierne sobre la Ciudadela.Te quedas petrificado al ver como la gran mayoría de los edificios ceden ante la increíble fuerza mágica, y ves centenares de personas del puerto caer al mar. Golpeas la barandilla con rabia cuando, de golpe, te percatas de que también estás en peligro.

Ves con incredulidad cómo la onda expansiva sigue extendiéndose a ras de mar adentrándose cada vez más y más hacia donde te encuentras. Con un reflejo de milésimas de segundo te lanzas al agua antes de que alcance tu barco.

Mientras te hundes en el agua sientes cómo toda tu embarcación explota en astillas justo detrás de ti, y rezas por que ninguno de los trozos de madera te alcance.Te quedas sumergido unos segundos, temiendo una segunda onda expansiva. Finalmente sales a la superficie de nuevo, y compruebas con el corazón en un puño que todo tu velero se ha convertido en una masa de tablones y astillas flotantes.

Te sumerges de nuevo, esta vez buscando algo. Sonríes para tus adentros cuando ves tu baúl hundiéndose en el agua, intacto.Con gran dificultad logras sacarlo a la superficie del agua y encuentras un trozo de madera lo suficientemente grande como para dejar el baúl encima. Sabes que debes acudir cuando antes a la costa, y que si te llevas todo tu equipaje te ahogarás. Por lo que tras abrirlo solo sacas tu espada, tu daga, tu bolsa de kamas y una botella de ron y te las encintas las cuatro. Tras ello revisas con la mirada el montón de madera que hace unos instantes era tu barco y en tu fuero interno juras venganza.Finalmente emprendes el viaje hacia la costa a nado, sin mirar atrás.

Cuando llegas al puerto de Madrestam, no puedes creer lo que estás viendo. Decenas de cadáveres en el suelo adornan las adoquinadas calles, y el humo y el fuego se elevan rozando el cielo y haciendo que tus ojos se nublen con amargas lágrimas. Avanzas por las calles llenas de ruinas y escombros en busca de supervivientes cuando el sonido de un combate te alerta.

Te aproximas con cuidado al lugar de procedencia del ruido y te quedas paralizado.Es una zurkarák pelirroja de pelaje gris que pelea contra un gran número de hombres con armaduras. Durante un instante reconoces el blasón de Amakna, pero pronto te das cuenta de que algo no está bien. La Zurkarák da un poderoso puntapié en el casco de uno de los guardias, deformándolo hacia dentro hasta el punto de golpear mortalmente al guardia.A pesar de ello no cae al suelo, sino que se tambalea y vuelve al ataque. Es en ese preciso instante en el que sientes que algo detrás de ti se mueve y te giras. Horrorizado, contemplas como uno a uno, todos los cadáveres del suelo empiezan a levantarse. Sus cuerpos, muertos, se mueven forzadamente, con el cuello inclinado extrañamente y renqueando al caminar, balanceándose exageradamente.

-No…no…no puede ser…estáis…muertos…-balbuceas. Tu cerebro funciona a toda prisa, pero no eres capaz de entender qué está sucediendo. A medida que pasan los segundos, los cadáveres comienzan a avanzar hacia ti, renqueando. Estás paralizado por el miedo y el desconcierto, la situación es demasiado irreal como para asimilarla. Tratas de retroceder, pero tropiezas con un escombro y caes.Llevas la mano a la espada y apuntas al pecho del cadáver viviente más cercano. Paralizado por el terror, sientes cómo el cadáver no se detiene y tu espada comienza a hundirse en el pecho del hombre muerto. El pánico se apodera de ti. Gritas.




Abres los ojos de golpe, empapado en sudor. Te sorprendes al encontrar el rostro de la mujer frente a ti, a escasos centímetros de tu cara, contemplándote con curiosidad.

-¡¿Q-Qué coño haces?!-le preguntas, todavía agitado por la pesadilla y tratando de retroceder, pero te encuentras con la espalda contra la pared de roca húmeda.

-Nada. Parecía que tenías una pesadilla.-dice ella encogiéndose de hombros y levantándose. Te tiende la mano y se la tomas, incorporándote.

-He soñado con el día en el que todo empezó.-lo dices con tono apagado. Cada vez que recuerdas lo que aconteció aquél día, sientes ganas de regresar a casa.

-Ha pasado una semana ya de eso y lo único que sabemos es que todo el sur del Mundo de los Doce está igual. Solo nos queda seguir por este túnel hasta llegar a Astrub.-señala una gran grieta en la pared de roca del pequeño habitáculo subterráneo en el que os encontráis.

-¿Estás segura? Me has guiado por un camino diferente por tal de librarnos de esos…¿zombies? Pero…¿estás segura de que este es el camino correcto?-te pones en pie y empuñas el mango de la espada con fuerza, pues te hace sentir más seguro.

-¡No te preocupes!-te regala una sonrisa que rompe la tensión del momento- Confía en Ahriel Zening, te sacaré de aquí y nos encontraremos con mis amigos en Astrub. ¡Tenemos que saber qué está pasando!-tras pronunciar esas palabras te da la espalda y se adentra en la grieta en al roca.

Durante un momento, dudas. Después te das cuenta de que todo este tiempo has tenido el misterioso y antiguo libro en la mano. Suspiras. Ya habrá tiempo para leerlo, cuando se aclare todo.A continuación te adentras en la gruta, en dirección a un incierto destino.

_____________________________________________________________________________________

¡Aquí traigo el capítulo dos! Ya se empieza a vislumbrar en qué situación se encuentran nuestros protagonistas...¿Qué les ocurrirá? o.o


Mensaje modificado por Ayshiel - 23 de Septiembre de 2011 23:35:46.
Antiguo abonado Silf el Rasgabola Mayor
* * * * Inscrito desde el: 19/04/2010
posté 24 de Septiembre de 2011 02:56:22 | #8
Wooow que relato...Dofus y zombis...que buena idea, algo usada pero pues es el primero de los tantos Rps de este estilo que leo jajaja...seguiré el RP atenta...


---La historia de Lia...Amor, guerra y soledad, todo por el honor de Brakmar....Follow To Follow [RP] Suave Llovizna---
Tercera generación de rolistas...Fenix, revivimos de las cenizas...
[EVT] Proyecto Fenix  


Antiguo abonado Rata de las Alcantarillas
* * Inscrito desde el: 25/10/2009
posté 24 de Septiembre de 2011 04:29:34 | #9
Me gusta mucho como narras la historia. Y como apenas inicias estare atento a tús publicaciones.


Saludos.


Antiguo abonado Tufo
* * Inscrito desde el: 28/12/2010
posté 24 de Septiembre de 2011 11:18:08 | #10
Increidibol! una historia genialisisima! espero al proximo cap con ansias... ¿mortales?

PD (no aceptaras fichas por algun casual)

Ciao! estoy al acecho


Antiguo abonado Crujidor Legendario
* * * Inscrito desde el: 18/09/2011
posté 24 de Septiembre de 2011 15:05:12 | #11
Qué estilo mas novedoso en la Leonera (el estilo como de zombis y tal). Veo que eres nueva, y yo también. Escribes increíblemente bien, y la narracion es muy buena. Te felicito, es un buen rp.


77
Steamaxy (Bolgrot)
Vissel
Antiguo abonado Trankitronko
* * * * Inscrito desde el: 10/09/2009
posté 28 de Septiembre de 2011 02:20:12 | #12
Ok , no aguanto las ganas de conocer las respuestas a este misterioso acontecimiento ! leer tu redacción es bueno ara la vista -w-


Antiguo abonado Tufo
* * Inscrito desde el: 28/12/2010
posté 29 de Septiembre de 2011 20:30:49 | #13
no es por meterte prisa ni na pero... para cuando el proximo cap (da saltos como un cachorrillo impaciente por salir) que me ha cautivado por completo

Ciao!


Antiguo abonado Mufafah
* * Inscrito desde el: 20/09/2011
posté 30 de Septiembre de 2011 21:57:33 | #14
Capítulo III




Tras varias horas de caminata por los lóbregos y estrechos túneles, pronto llegáis a una parte de túnel mucho más abierta. Esta vez sí que reconoces donde te encuentras:

Recuerdas haber estado por aquí de expedición cuando un conocido anutrof de Astrub organizó una expedición y te alistaste enseguida. Por aquél entonces eras joven e impetuoso, pero todavía recuerdas bien cómo salir a la superficie.

De pronto te percatas de que has estado en silencio varios minutos, contemplando el vacío de la gran sala subterránea. Cuando vuelves en ti,te das cuenta de que Ahriel te mira fijamente, con curiosidad mal disimulada.

-Apenas hablas desde que te he conocido…Y todavía no me has dicho quién eres ni cómo sobreviviste al Incidente.-te dice, desviando la mirada,algo incómoda.

-Oh, lo siento…Tiendo a hablar para mí mismo, por lo que soy algo…callado.Todos los marineros somos así.-dices quitándole hierro al asunto y comenzando a andar. Por dentro notas un alivio ahora que ya no necesitas ser guiado por la chica desconocida.

-Dime…¿Por qué motivo vienes tú a Astrub? Ya sabes que yo vengo para comprobar que mis amigos estén bien, pero…no sé, eres tan poco comunicativo que me pregunto por qué me sigues tan ciegamente.-ella habla mirando al suelo, algo avergonzada y a la vez aliviada de haber dicho aquello en voz alta.

No puedes evitar sonreír ante su inocente actitud, tan contraria a cómo se mostraba horas atrás.

-¿Qué te pasa, idiota? ¿¿Te hago gracia?? ¡Si lo llego a saber te dejo con aquellos zombies!-estalla ella ante tu reacción, convirtiendo la vergüenza en enfado.

-Perdona, perdona…-sonríes tratando de calmarla- No he podido evitarlo. Me llamo Jack Goregil. Soy un simple hombre que viaja por todo el mundo recopilando información sobre…cierta cuestión. Es algo complejo. Aun así, en mis tiempos mozos fui todo un aventurero-sonríes con picardía cuando ella se echa a reír, desconcertándote.

-¿¿“En mis tiempos mozos”??-dice entre carcajadas, casi perdiendo el equilibrio por un momento- ¿Pero tú de dónde has salido, bicho raro? ¿¿Cuántos años tienes como para tener “tiempos mozos”??-dice sin parar de reír, hiriendo ligeramente tu orgullo.

-Para que lo sepas, solo tengo 27 años. ¡No sé de qué te ríes, tú no pareces mucho menor que yo!-dices harto de su burla reemprendiendo la marcha hacia la salida.

Te diriges a toda prisa hacia la salida. Cuando divisas la gran entrada, percibes una silueta oscurecida por el contraste que ejerce la luz del exterior.

De pronto sientes como todo tu cuerpo sufre una fuerte oleada de náuseas. Te tambaleas.

-¡Cuidado, imbécil!-murmura Ahriel mientras sientes cómo surge de la nada y te empuja con fuerza contra un rincón tras una formación rocosa de la cueva. Mientras te frotas la magullada cabeza le diriges una mirada desconcertada, pero pronto comprendes que algo no va bien al ver su semblante serio. Ella te señala con la mirada hacia el individuo recién llegado.

Tardas unos instantes, pues tu vista no se había acostumbrado al fuerte contraste con la luz solar que entra por la gran entrada a la cueva.

Notas que tu sangre se hiela cuando le reconoces. Una máscara negra con forma de rombo que le cubre todo el rostro, la larga capa azul que le envuelve en misterio…

Aprietas el puño con fuerza mientras reprimes el fuerte impulso de salir de tu escondite, mientras notas como la mano de Ahriel se posa sobre la tuya, tratando de tranquilizarte.

Y sorprendentemente, lo consigue. La suavidad y calidez de su tacto te devuelve a la calma, pero pronto te sientes incómodo. El escondite es muy pequeño, y ella está prácticamente encima de ti, casi hecha un ovillo sobre tu regazo. Inspiras y expiras profundamente, tratando de no hacer ruido.

-Dime…¿crees que es un buen momento para hacer la broma de la punta de la espada?-le susurras al oído a Ahriel, quien responde con un silencioso codazo en tu costillar, dejándote sin aliento.

Cuando te dispones a responder algo, te fijas en que el hombre enmascarado comienza a moverse. Te llama la atención cómo se desplaza... El individuo se desliza sereno, con elegancia a pesar del terreno donde se encuentra.

De pronto se detiene y dirige la mirada hacia vuestro escondite, y la respiración se te corta de golpe. Sorprendido, notas que Ahriel está temblando. Dubitativo, la rodeas con los brazos, tratando de reconfortarla. Pasan los segundos, largos como horas, y el enmascarado sigue mirando en vuestra dirección. Cuando crees que ya os ha descubierto y usará su extraña magia contra vosotros en cualquier momento, constatas con alivio que reemprende la marcha, sin haber logrado detectaros.

Te dispones a contar hasta cincuenta antes de moverte, por precaución. Para tu sorpresa,Ahriel está igual de inmóvil que tú, así que comienzas a contar.

Pasan los segundos cuando, cerca del número treinta, escuchas un grito de mujer proveniente del exterior.

Es en ese instante en el que Ahriel se gira y cruzáis miradas. En apenas un instante, ambos salís a la carrera de la cueva, sin preocuparos porque el enmascarado pueda seguir ahí.

Cuando llegáis al exterior, el cambio súbito de luz os ciega durante unos segundos. Entonces recuperas la visión y no puedes evitar enmudecer. Te encuentras ante la gran plaza mercantil del Este de la ciudad. Frente a ti se encuentra el almacén de los recursos mineros de toda la ciudad. Alrededor del edificio hay una gran concentración de gente.

-…no son personas…-murmura Ahriel, en claro estado de shock.

Frente a vosotros hay una gran muchedumbre de personas. Todas están pálidas y demacradas. Sus ropas están sucias y rasgadas, y tienen heridas y sangre por todo el cuerpo. Todos se mueven casi al unísono, se balancean ligeramente avanzando hacia la entrada del edificio mercantil.

-¿Qué demonios significa esto?-dices sin dar crédito a lo que ven tus ojos. Calculas que debe de haber más de 500 muertos vivientes congregados en el lugar.

De pronto otro desgarrador grito de mujer te hace hervir la sangre. Proviene del edificio. ¡La están acorralando!

-Ahriel, quiero que busques una vía de escape cuanto antes. Tú te conoces la ciudad mejor que yo, así que necesito que estés preparada. ¿Serás capaz de esperarme en la plaza del Zaap?-le dices mientras desenvainas tu alfanje,larga y de brillante filo, con la empuñadura en forma de sirena con los brazos en cruz, siendo su aleta el pomo.

-¡Espera! ¿Qué planeas hacer? ¿¡No ves que es un suicidio!?¡¡Antes no has podido con un solo zombie!!-te recrimina Ahriel, agarrándote con fuerza por el antebrazo, tratando de retenerte.

-No te preocupes. Antes no sabía qué ocurría, y no tenía claro que no fuera una persona. Mientras no sea un ser humano, no puede vencerme.-le muestras una sonrisa llena de confianza, y notas cómo ella afloja su mano.

-¡Tú…eres mi único amigo vivo…No te dejes matar! -dice Ahriel, desviando la mirada, incapaz de pronunciar esas palabras mirándote a la cara.- ¡Te estaré esperando, no cometas ninguna estupidez!- A continuación se echa acorrer hacia una callejuela, perdiéndose de vista enseguida.

-No te preocupes...-de pronto, notas como si tu corazón se hubiese sentido aliviado ante sus palabras.”Qué extraño” piensas. “¿Cuanto hace que nome sentía así?”Te preguntas mientras comienzas a caminar en dirección a la gran masa de gente. Te llevas el filo de la espada a los labios y pronuncias una oración silenciosa.

- Yopuka…espero que no te hayas olvidado de mí.

Y con esas palabras te sumerges en la muchedumbre de cadáveres vivientes, cortando, rasgando y mutilando a cada paso que das, trazando un camino de sangre. Un camino hacia la supervivencia.


______________________________________________________________________________________


¡Aquí tenemos otra emocionante entrega! ¿Qué os va pareciendo? Espero que os guste tanto como a mí! ^^ ¿Qué sucederá a partir de ahora? o.o
PD: Lo siento...Todavía no acepto personajes, pero puede que más adelante sí.


Antiguo abonado Silf el Rasgabola Mayor
* * * * Inscrito desde el: 19/04/2010
posté 01 de Octubre de 2011 00:10:50 | #15
jojojjojo, exelentes descripciones jajajaja , seguiré el Rp tan de cerca como sigo a otros tantos, y en cuanto aceptes fichas dejaré la mia, lo prometo


Chua y suerte

Lia...


Antiguo abonado Tufo
* * Inscrito desde el: 28/12/2010
posté 01 de Octubre de 2011 10:25:17 | #16
Bien!!! Nuevo Cap! ^^ me encanta como escribes y describes XD espero al proximo cap

Sangre!

Ciao!


77
Steamaxy (Bolgrot)
Vissel
Antiguo abonado Trankitronko
* * * * Inscrito desde el: 10/09/2009
posté 02 de Octubre de 2011 06:04:14 | #17
ese maldito de la máscara D: ... y esas cosas muertas ... y ... sangre ! *¬* ... tus descripciones me llenan cada parte de mi ser c: me parece muy bueno hasta ahora


Antiguo abonado Mufafah
* * Inscrito desde el: 20/09/2011
posté 07 de Octubre de 2011 22:38:57 | #18
Capítulo IV



Sientes cómo el filo de la espada se hunde en la carne, cómo rasga tejidos y tendones, cómo alcanza órganos vitales. Sientes la sangre corriendo a través de la hoja de tu espada, cayendo sobre el cuerpo en cruz de la sirena como lluvia carmesí, y finalmente, alcanzando tu mano desnuda.

Esa sensación tan tibia que desvela un profundo odio hacia ti mismo y desprecio hacia la humanidad que habías olvidado que sentías, y que con cada víctima de tu espada se acrecienta todavía más.

De pronto sientes cómo tropiezas con el cuerpo de uno de los cadáveres vivientes que acabas de eliminar y caes al suelo con estrépito.

Notas como los hombres, mujeres y niños, antaño familias vivas con sueños, esperanzas y proyectos de futuro, con unas vidas por delante, te entierran bajo su peso muerto. Notas cómo cada vez más y más de ellos se abalanzan sobre ti,sepultándote y negándote la luz del sol.

Notas como las manos, frías y ensangrentadas, se aferran a tu cuerpo, cómo tratan de aplastarte y exprimirte cual limón. Sientes el dolor y el peso de la humanidad sobre ti. Esa humanidad a la que odias desde el día de tu muerte.

El día en que tu antiguo yo murió, junto con el amor de tu vida.

Te viene a la mente aquel día. El Sol ocultándose en el horizonte y sus rayos desapareciendo a través de las grandes vidrieras que muestran las aventuras y desventuras de Rykke Errel.

Tu llanto, silencioso, solo es escuchado por la gran cruz símbolo del Dios Yopuka y por el ataúd abierto, en el cual descansa una bella mujer, de cabellos oscuros como la noche, de rasgos finos y delicados. Su expresión de paz es completamente opuesta a la creciente ira que nace en lo más profundo de tu corazón.

Aprietas su espada contra tu pecho , tu último recuerdo de ella. Es un alfanje con la empuñadura en forma de sirena crucificada. La aprietas con toda tu fuerza contra ti, tratando de acercar a ti lo último que te queda de tu amada.

“Fue una emboscada de Brakmarianos... Ella decidió cubrir al resto del grupo quedándose atrás. Es una heroína y todo Bonta la reconoce por ello. Ahora sabemos con certeza que descansa junto al Gran Yopuka…”

Esas palabras, pronunciadas por el supuesto “camarada” de tu amada te enfurecen cada vez que las repites mentalmente, tratando de convencerte a ti mismo de que era inevitable.

“Inevitable”.



-¡¡NO ME JODAS!!

Una poderosa fuerza brota desde lo más profundo de ti. Te pones en pie mientras el suelo cruje y un poderoso rayo emana de tu cuerpo, calcinando todo cuanto te rodea.

Las decenas de muertos vivientes que instantes antes te sepultaban con sus propios cuerpos estallan en llamas blancas, consumidos por tu ira, convertida ahora en poder mágico.

Durante unos segundos, todo es caos. Tu cuerpo erguido emite poderosos rayos de luz que salen disparados en todas direcciones destruyéndolo todo a su paso. Los cadáveres llueven a tu alrededor, ahora en llamas, en un espectáculo de muerte y fuego digno del mismísimo infierno.

«Recuerda por qué has vuelto. Hace diez años renegaste de tu Dios y huiste, dejando morir así a tu antiguo “yo”. Durante todo este tiempo has buscado la verdad del Mundo y por fin la has encontrado. Y ahora que regresas, el Mundo como lo conocías ya no existe. ¿Simplemente enloquecerás, o piensas hacer algo útil al respecto?[i] [/i]



De pronto, a medida que ese pensamiento aparece , gana fuerza en tu interior y tu ira se apacigua. De pronto te das cuenta de lo que ha sucedido, y aprietas la empuñadura de tu espada con rabia.

-Odio perder el control…-de pronto de percatas de que con el estallido de Ira has creado un gran vacío entre la gran multitud de enemigos.Constatando que no estás herido, te abres paso a toda velocidad entre los cadáveres calcinados de los enemigos que instantes antes habían sido víctimas de tu Ira de Yopuka.



«A pesar de estar muertos, parece que el hecho de que su cuerpo no pueda moverse les imposibilita la supervivencia. Si les decapito o incinero sus cuerpos son incapaces de seguir moviéndose tarde o temprano…eso es una buena noticia. Piensas mientras corres.



Sorprendentemente logras alcanzar el Almacén sin graves problemas,decapitando a un par de muertos vivientes por el camino. Cuando llegas, te encuentras una escena desoladora.

Una chica, de no más de quince años, se encuentra en lo alto sobre una gran montaña de carbón.

Toda ella está cubierta de sangre, así como el mismo carbón que forma el montículo, de no más de cinco metros de altura. Alrededor del montículo encuentras decenas de hombres, mujeres y niños, cuyos cuerpos descansan inertes a los pies de la montaña de mineral, casi igualándola en tamaño.

Es en este momento cuando te das cuenta de algo. Algo más aterrador que la montaña de cadáveres o la sangre derramada por todo el lugar. Es la expresión de la chica. A pesar de su juventud, su rostro parece haber languidecido por todo el dolor y el sufrimiento.

Su rostro, manchado de una mezcla de sangre ajena y lágrimas, está marcado por una profunda expresión de horror y sus ojos, a pesar de ser de un bonito verde esmeralda, ahora están vacíos, sin vida alguna. Los ojos de alguien que ha matado a sus seres queridos.



El corazón te da un vuelco. Ver a una persona cuya humanidad ha sido arrebatada es la peor atrocidad que se pueda imaginar.

De pronto, notas como algo en tu corazón se enciende. Un sentimiento poderoso, incontenible, que te empuja hacia esa muchacha.

Y eso haces. Comienzas a correr hacia la chica. A medida que escalas la montaña de cadáveres debes alejar a los muertos vivientes de ti con certeros puntapiés y mortíferos mandobles, hasta que alcanzas la cima de la montaña de carbón.

Cuando te encuentras frente a ella no puedes evitar dejar ir la espada al ver su rostro desfigurado por el dolor.

En las manos ensangrentadas de la chica tiembla una daga, que apunta a tu pecho. Con cariño tomas la daga entre tus manos, y en el momento en que la calidez de vuestras manos se une, ella deja caer la daga al suelo. Es en ese momento cuando no puedes contenerte y la abrazas con todas tus fuerzas. Abrazas a esa pobre chica, que ha visto a la muerte de frente, se ha envuelto con ella y no se ha rendido.

-Todo ha pasado. Estás a salvo.

La estrechas con fuerza con un implacable sentimiento que te arroja a querer protegerla y amarla, a esa pobre y temerosa muchacha apenas en la flor de la vida que ha visto cara a cara a la muerte y ha perdido casi por completo su humanidad.

Pasan varios segundos antes de que te des cuenta de que ella ha perdido el conocimiento entre tus brazos.

Te la cargas en la espalda con ternura y recoges la espada del suelo con algo de esfuerzo. Buscas con la mirada durante unos instantes hasta que encuentras lo que buscas. A continuación, con una mano sujetando a la chica para que no se caiga de tu espalda y con la espada en la otra mano, te diriges a la gran grúa del almacén.

Derribando a un par o tres de muertos vivientes por el camino, logras alcanzar la grúa.

Alzas la vista, contemplando el gran sistema de poleas. En lo alto de la estructura hay un gran bloque de piedra que sirve de contrapeso para las mercancías que necesitan ser subidas al segundo o tercer piso del almacén.Siguiendo la trayectoria de los cables, ves como terminan en un gran gancho,ahora libre de carga, y se te ocurre una idea.



Sientes cómo los muertos vivientes se acercan, lenta pero ininterrumpidamente, y has de escapar como sea para reunirte con Ahriel. Con gran habilidad consiguiendo que la chica no se caiga, cortas una de las cuerdas del sistema de poleas tras anudarte la cuerda y el gancho a la cintura.

Con un fuerte tirón tú y la chica sois lanzados hacia arriba,quedando colgados en lo alto de la grúa durante unos segundos.

Primero logras arrojar a la chica hacia el interior del tercer piso, el cual carece de pared para facilitar el transporte de la mercancía, para después columpiarte y aterrizar dentro del almacén. Una vez dentro enfundas de nuevo tu espada y te desatas la cuerda de la cintura.

Durante unos instantes contemplas a la chica, sumida en un sueño reparador que sin duda le hace falta. Después alzas la vista hacia la ventana próxima y te aproximas, buscando una visión completa de la ciudad, tratando de hacerte a la idea del tamaño de la catástrofe.


Te acercas a la ventana con cautela y la mente fría. Sabes que lo que vas a ver no te gustará…pero lo que contemplas desde el tercer piso, la perspectiva de toda la ciudad…hace que se te caiga el alma a los pies.

-¿Qué…qué cojones está sucediendo en el mundo?

___________________________________________________________________

Ahhh~
Este foro tiene un formato muy difícil de manejar! Me junta palabras y me lío al editar... >__<
Espero que os haya gustado el capítulo, me encanta recibir vuestras opiniones y me animan mucho, así que no os olvidéis de comentar!


Mensaje modificado por Ayshiel - 07 de Octubre de 2011 22:45:32.
Antiguo abonado Silf el Rasgabola Mayor
* * * * Inscrito desde el: 19/04/2010
posté 08 de Octubre de 2011 00:25:16 | #19
Wuojojo, ese ¡¡No me jodas!! Me gustó muuucho...

Me gusta la chica de ojos esmeraldas...

Chua


Antiguo abonado Tufo
* * Inscrito desde el: 28/12/2010
posté 08 de Octubre de 2011 20:40:29 | #20
+10000000000000000000000000000000000000000000 y me quedo corto, me ha encantado

Ciao!

Blood...

 


77
Steamaxy (Bolgrot)
Vissel
Antiguo abonado Trankitronko
* * * * Inscrito desde el: 10/09/2009
posté 09 de Octubre de 2011 00:07:22 | #21
sin duda alguna eres de admirar , tu forma de conectar al lector con la historia xd eres super ^^
ya quiero saber algo de la pobre chica , que ha perdido su humanidad . Y de Jack , el discípulo que llevaba diez años renegando a Yopuka . Claro está , también sobre "¿Qué…qué cojones está sucediendo en el mundo?" 


112
Blue-Anima (Alma)
Antiguo abonado Conde Kontatrás
* * * * * * * Inscrito desde el: 05/01/2007
posté 16 de Noviembre de 2011 06:02:10 | #22
Ayshiel, lamento postear en tu RP un tópico fuera de tu trama.

He deseado enviarte un MP, pero me ha sido imposible.

Si puedes, pásate por la última página del Mini torneo de RP y lee mi último mensaje.

Saludos!


Antiguo abonado Barbrusa
* * Inscrito desde el: 17/03/2011
posté 16 de Noviembre de 2011 18:00:18 | #23
em..está bueno el RP, pero creo que ta medio inactivo


Antiguo abonado Kralamar Gigante
* * * * * * Inscrito desde el: 03/12/2008
posté 22 de Diciembre de 2011 00:44:48 | #24
Epic.

Es muy Zelda + Armaggedeon + Lluvia de hachas + Gaga + Narnia a lo heavy metal + Assassin's Creed.

Me ha encantado, es tope oscuro y tétrico, es super inspirado e interesante, me he enganchado mucho.

Enhorabuena.


Antiguo abonado Uginak
* Inscrito desde el: 27/07/2010
posté 22 de Diciembre de 2012 17:19:53 | #25
Maravilloso, después de haber leído SkyBreaker pase por tu perfil para ver tus otras obras, y me encuentro con una historia increíble. En la cual uno encarna el personaje y vive la aventura de este.

Lamentablemente lo dejaste en el olvido.

¡Pero me gustas mucho!


199
Natax-Sr (Bolgrot)
LifeBlood
Abonado Dragocerdo
* * * Inscrito desde el: 03/11/2009
posté 22 de Diciembre de 2012 21:16:07 | #26
T_T y pensar que tal vez no lea la continuacion T_T

El mejor RP de zombies que eh leido, me estoy enamorando de tu forma de escribir,
lastima que haya quedado en el olvido, ojala eso no pase con skyBraker.
si llega a pasar te buscare para obligarte a continuar.

Tus textos son adictivos y dan ganas de leer mas y mas.

Natax-sr 


Mensaje modificado por luisprox - 22 de Diciembre de 2012 21:17:24.
Antiguo abonado Uginak
* Inscrito desde el: 27/07/2010
posté 22 de Diciembre de 2012 21:46:46 | #27
Exacto son adictivos, demasiado diría yo...

¡Me encantaría si lo sigues escribiendo!  


Antiguo abonado Mufafah
* * Inscrito desde el: 20/09/2011
posté 24 de Diciembre de 2012 14:16:30 | #28
La razón por la cual dejé de postear es relativamente sencilla. Tengo el RP muy avanzado entre mis papeles sueltos, así que no se debe a un impedimento de tiempo o algo parecido, es simplemente que en el momento en el que empecé a escribir Creencia Carmesí, el foro tenía un formato diferente que hacía que cuando hacía copiar/pegar desde el documento de texto hasta el cuadro del foro algunas palabras se juntaban y se perdía el formato, de manera que pasaba más tiempo reparándolo que escribiéndolo, por lo que llegó a un punto que me molestaba tanto que decidí no volver a postear hasta que se arreglara, y cuando se arregló se me olvidó que existía.

Por ello... ¡¡Mil disculpas a mis lectores!!

De todos modos, a modo de compensación postearé dos caps los días 26-27, de la misma manera que trataré de tener un cap de SkyBreaker recién salido del horno para entonces.
¿Por qué no antes? Sencillo... estos días estoy fuera de casa -cosas de familia y navidades, ya sabéis-, por lo que no tengo a mano mis manuscritos :3

De todos modos, agradecería que aquellas personas que leen mis RP comentaran, porque no dispongo de un método real para saber cuánta gente me lee y si les gusta lo que leen, así que...aunque sea para decir que les ha gustado, qué esperan o no esperan del próximo capítulo, etc... Así que...¡¡No teman comentar!! Me alegra el día leer sus comentarios y haré lo posible por atenderlos, así que...¡¡Gracias de antemano!! nwn


77
Steamaxy (Bolgrot)
Vissel
Antiguo abonado Trankitronko
* * * * Inscrito desde el: 10/09/2009
posté 24 de Diciembre de 2012 21:48:22 | #29
levanto la manito ._./ para decir que sí quiero seguir leyéndote ! XD y que me pasaré por tu otro RP también (:


199
Natax-Sr (Bolgrot)
LifeBlood
Abonado Dragocerdo
* * * Inscrito desde el: 03/11/2009
posté 25 de Diciembre de 2012 20:38:19 | #30
xDDD tambien levanto la mia.
Es una lacra que muchas palabras se peguen, tengo el mismo problema, ¿como le haces para evitarlo?

Que bn que sigas con esta historia.

Por cierto que ya cumple con los requisitos para entrar a la biblioteca del maestro cuerbok,
que tal si te pasas por ahi dejas un link de esta historia
y en unos dias pasara a estar arhivada justo a las demas historias de la leonera.




Natax-sr 


Mensaje modificado por luisprox - 25 de Diciembre de 2012 20:39:51.
Antiguo abonado Mufafah
* * Inscrito desde el: 20/09/2011
posté 28 de Diciembre de 2012 02:40:21 | #31
¡¡Por fin llega el esperado cap!!

Pronto postearé los capítulos que me quedan en la reserva, y a partir de ahí me plantearé cambiar de estilo de narración, pasando a la tercera persona, que domino mejor. ¿Qué os parecería?

____________________________________________________________________________________________________________________________________

Capítulo V



Con horror contemplas el panorama de Astrub.

No queda ningún edificio alto en pie, mientras que las casas más bajas se mantienen casi intactas entre ruinas de las más altas. Hay cientos de personas vagando por las calles, pero estás tristemente seguro de que son muertos vivientes.

Pero no es eso en lo que te fijas realmente.

-¿Qué… cojones…?-no puedes evitar despotricar contemplando la escena.

Aletean con furia y se golpean con ira, aletean y vuelven a golpearse, confundiéndose entre ellos. Te frotas los ojos con escepticismo cuando divisas en el cielo dos colosales dragones blancos como la nieve sobrevolando la ciudad, peleando entre sí en un enredo de colas, escamas y garras.

Vuelan peligrosamente uno junto a otro, intercambiando temibles zarpazos, coletazos y alguna que otra llamarada, aparentemente igualados. De pronto se separan y toman un respiro, para a continuación chocar brutalmente y reemprender la titánica y monstruosa lucha sin fin, que no parece tener un ganador claro, mientras tu permaneces agarrotado, incapaz de moverte al presenciar semejante batalla.

De pronto y sorprendiéndote, el mayor de los dos muerde el cuello del primero y un mortífero aliento de fuego surgió de sus fauces, haciendo caer al herido en el acto. Sientes un escalofrío al contemplarlo, una mezcla de fascinación y terror vivo, que surge de cada célula de tu cuerpo y que amenaza con hacerte detener el corazón.

Por un momento te olvidas de la brutal colisión, y para cuando quieres darte cuenta con horror te percatas de que ha caído en la plaza del zaap. ¡Donde se encuentra Ahriel!

Te apresuras y te aproximas a la chica inconsciente y la tomas entre tus brazos, pensando a toda velocidad cómo salir de ahí.

-¿A qué estoy esperando? No queda nadie vivo aquí…no me verán.-dices para ti mismo mientras te aproximas a la ventana y te subes al alféizar.

Contemplas la calle desde las alturas, plagada de vigilantes cadáveres. Te relajas. Sientes un hormigueo en tu espalda y cientos de recuerdos acuden a tu cabeza.

Una puesta de sol bontariana, la sonrisa de ella…

Abres los ojos y regresas a la cruda realidad. Sientes una suave brisa que te mece el cabello y te sientes por fin libre mientras de tu espalda nacen dos magníficas e imponentes alas angelicales, tan grandes que parecen desproporcionadas con tu tamaño. Pero estás muy acostumbrado a ellas. Pese a todo, esta sensación de libertad viene acompañada de un punzante dolor que nunca habías sufrido.

Das un paso adelante en el vacío y sientes el hormigueo de adrenalina que te proporciona precipitarte al vacío.

Extiendes las alas y te balanceas unos instantes en el aire, disfrutando de la placentera sensación que te proporciona el planear dejándote llevar por las corrientes de aire.

Das un aleteo. Durante un instante sientes un pinchazo de dolor.

-Hace mucho que no volaba…Las tengo agarrotadas.-murmuras sonriente de felicidad. Realmente es una sensación alucinante.

De pronto, la chica se revuelve en sueños y bajas la mirada.

Está despierta. Sus ojos, empañados en lágrimas, te contemplan como nunca nadie te ha contemplado. Tienes un escalofrío.

-¿Dios…?-murmura ella, estirando el brazo con miedo para tocarte el rostro. La contemplas, embargado por la tristeza.

-Todo saldrá bien.-es lo único que se te ocurre decir.

De pronto algo dentro de ti te alerta y desciendes a gran velocidad.

La nube de polvo y escombros es colosal, por lo que no puedes ver lo que se oculta debajo. Acercándote con cuidado, desciendes, disipando el polvo con el aleteo de tus alas pese al dolor que te produce moverlas.

Poco a poco desciendes hasta llegar al suelo, y compruebas que la plaza sigue intacta.

¿¿Dónde cojones se ha metido el dragón?? Pero tu desconcierto pronto desaparece.

-¡¡Jack!!-escuchar la voz de Ahriel te alivia más de lo que hubieses imaginado, como un trago de agua en medio del desierto o el antídoto para un enfermo terminal.

Antes de que el polvo se disipe recoges tus alas, que se desintegran, dejando como recuerdo un agudo dolor en tu espalda que tardará en irse. Das un par de pasos sin rumbo buscándola cuando ves venir a Ahriel.

Por alguna razón, el hecho de que esté claramente preocupada te hace sentir bien.

¿Sentirá algo por ti? Espera. ¡Espera! ¿En qué estás pensando en un momento así?

Sacudes la cabeza para aclararte un instante antes de que te alcance.

-¡Te encuentras bien!-dice ella, con lo que parece una mezcla de alivio y sorpresa.

-Me ofende que no confíes en mis capacidades…Aun así, no ha sido difícil salir de ahí…-dices quitándole importancia.- Pero ella no lo ha pasado bien. Necesito que te la lleves de la ciudad.

-¿Qué me la lleve? ¿¿Acaso no vas a venir conmigo??-te mira con dureza. Te sientes mal por pedirle eso. Sabes que no quiere quedarse sola. ¿O es que está apegada a ti?

Pero no es momento para eso. Y lo sabes. ¡El tío enmascarado todavía estará en las minas de Astrub!

Le tiendes a la chica con algo de pesar. ¿Estará bien lo que haces? ¿Realmente estarán bien solas?

Ahriel te mira recriminatoriamente, pero hace señal de coger a la chica de tus brazos.

Entonces ambos os sorprendéis.

La chica está llorando en silencio, apretada con todas sus fuerzas contra tu pecho. La fuerza que hace es tal que sus nudillos están pálidos.

-Oye…-murmuras, entre desconcertado y enternecido.

-No me… abandones…-es un murmullo ahogado. Sientes un dolor agudo en el pecho. La miras durante un instante y ella alza la vista, suplicante.

No, no puedes dejarla. ¿Qué desalmado dejaría atrás a alguien en ese estado?

Asientes lentamente, evaluando la situación, cuando de pronto recuerdas la caída del dragón.

Alzas la vista, buscando al otro dragón, pero ya no está.

-¿Tú has visto qué ha pasado con esos monstruos?-preguntas mientras echas a correr hacia la puerta norte.

Ahriel te sigue a buen ritmo, sin preocuparse en disimular su asombro. ¿Acaso no encuentra normal que seas más rápido que ella aun cargando a una persona?

Apartando esos pensamientos fútiles de tu mente sigues corriendo, escondiéndote de las masas de zombies cuando vienen en grupo, y así, lenta y trabajosamente, alcanzáis la puerta norte de la ciudad.

Una vez en el campo te sorprende la poca cantidad de muertos vivientes que hay, como si todos se hubiesen dirigido a la ciudad.

Ignorando ese extraño pensamiento sigues avanzando por el bosque junto a Ahriel, hasta que divisas el tejado intacto de una casa.

Señalando la casa con la cabeza, le indicas a Ahriel que te siga. Os aproximáis con cuidado, pues no sabéis qué os puede esperar en el interior. A medida que te acercas te percatas de que estará vacía. Con horror descubres sangre por toda la fachada, por lo que deduces que, si había alguien vivo en su interior, ya no está ahí.

Te asomas.

El interior está desordenado, pero parece que es seguro. Ahriel y tú entráis. No es una casa muy grande. Apenas tiene una chimenea, una cama y un escritorio.

Con cuidado dejas a la durmiente chica en la cama, y te encargas de cubrirla con la manta. Te sorprendes apartándole un mechón de cabello del rostro con afecto.

-Me pregunto qué habrás estado haciendo todo ese rato con la chica…a solas…-insinúa con malicia la zurkarák mientras otea por la ventana buscando signos de ataque zombie.

La miras con enojo. Se limita a encogerse de hombros y sonreír.

-Eres un buen hombre, solo bromeo.

Te pones en pie y te ciñes el cinturón que sujeta la espada mientras te diriges a la puerta, dispuesto a salir.

-¡Espera!¡¿Qué crees que haces?!-dice Ahriel mientras te detiene tomándote por el brazo.

-He de perseguir a ese enmascarado. Si me doy prisa tal vez…

-¿Qué hay de nosotras? ¿¿Piensas abandonarnos??-parece realmente enfadada. ¿O es una mezcla de enfado y desesperación? Debe de estar realmente asustada, aunque se esfuerce por ocultarlo.

-Oye…Te prometo que volveré. ¿No he vuelto anteriormente cuando nos hemos separado? Solo será un momento.-desvías la mirada. Ni siquiera tú crees en tus palabras, pero la idea de dejar escapar al enmascarado es demasiado.

-Bueno….vale.-acepta ella de mala gana, cual niña derrotada en una discusión con sus padres.

Te aferras al pomo de la puerta para irte cuando de pronto tiran de ti hacia atrás.

Te giras, pero lo único que encuentras es un cálido beso de Ahriel.

Tratas de simular tu sorpresa como puedes y tratas de corresponder a su afecto cuando ella se separa, dejando en ti el cálido y húmedo recuerdo de vuestro contacto.

-Vamos, vete. ¡Sino no le alcanzarás!-te da un ligero empujoncito y te sonríe.

Asientes, todavía algo atontado, pero con las fuerzas más que recuperadas, esgrimiento una sonrisa como escudo ante cualquier mal que pueda esperarte ahí fuera.

Una vez fuera vuelves en ti y echas a correr hacia la ciudad. ¡Menudo descanso ahora que no cargas a nadie! Incluso te sientes más liviano, devorando metros a cada zancada que das.

Para cuando te quieres dar cuenta ya te encuentras de nuevo en la plaza del Zaap , por lo que giras a mano izquierda para tomar la calle que lleva a las minas.

Sigues corriendo sin descanso cuando de pronto te detienes. La visión que te encuentras frente a ti es demasiado impactante como para ignorarla. ¡Un obstáculo inesperado!

Decenas. No, cientos. Incontables caminantes putrefactos frente a ti se congregan frente a la entrada de las minas, creando una marea de carne pútrida y de lamentos que avanza lentamente hacia lo más profundo de la tierra, adentrándose en las minas.

-¿Cómo se supone que voy a entrar? Joder, definitivamente esto es una molestia…-dices mientras desenfundas tu alfanje, que reluce mientras refleja el sol.

Finalmente echas a correr hacia la multitud de cadáveres vivientes empuñando tu espada con ambas manos.

-Esto no será agradable…¡Ya verás lo lleno de m***** que voy a acabar…-y con esas palabras saltas sobre el primero de ellos, ensartando la espada en su nuca.


199
Natax-Sr (Bolgrot)
LifeBlood
Abonado Dragocerdo
* * * Inscrito desde el: 03/11/2009
posté 28 de Diciembre de 2012 18:19:17 | #32
O.o si lo seguistes, ¡increible!

Por cierto, acerca del protagonista en este caso en Yopuka, ¿se supone somos nosotros mismos? (el lector)
porque no recuerdo haber visto su nombre
no se si me explico en mi pregunta :s
Espero el proximo


Natax-sr 


Antiguo abonado Uginak
* Inscrito desde el: 27/07/2010
posté 29 de Diciembre de 2012 05:04:16 | #33
Me gusto, aunque tal vez pudiste haber hecho una gran escena, al ver el escenario de zombies que hubo al comienzo, en vez de relatar lo de los dragones, a menos que tomen un rol importante en algún futuro. Bueno, no entendí mucho, lo he leído muy rápido, y no recordaba lo sucedido...

Pero me divertí.

No cambies la forma de relatar, así haces que uno encarne el personaje.

¿Ahriel es una Zurcarák?

¿El Prota un Yopuka?

Y respondiendo a Nata, creo igual que tu el prota, somos nosotros.


Antiguo abonado Silf el Rasgabola Mayor
* * * * Inscrito desde el: 19/04/2010
posté 03 de Enero de 2013 23:26:14 | #34
Wow! Sangre, sangre, sangre!! Jajajajaja...Me gusta ...

Em...Creo que fue una larga espera, pero valió la pena...

Ademas, besos, besos, besos Jajajaja..

En fin...


Chua y suerte


77
Steamaxy (Bolgrot)
Vissel
Antiguo abonado Trankitronko
* * * * Inscrito desde el: 10/09/2009
posté 19 de Enero de 2013 22:11:20 | #35
Nunca te lo dije D: !! Genial ese capítulo !! me encantó lo de los dragones -w- no sé qué decir D: eso bueno D: